Análisis de Heroes of Ruin para Nintendo 3DS

Nintendo 3DS, la portátil con pantalla 3D que no deja de traernos alegrías jugables, vuelve a ser el centro de atención gracias a la producción de Square Enix y N-Space. Cubriendo un vacío en el catálogo de la consola como es el de los juegos de rol, y poniendo sobre la mesa el modo de juego online que todos hemos estado esperando desde que se lanzara la consola, estamos ante una de las apuestas más poderosas de este año. Si tienes una Nintendo 3DS, eres un fan de los juegos de rol especialmente de los que se basan en superar mazmorras y mejorar estadísticas, no puedes dejar escapar esta pequeña maravilla. Te contamos a continuación porque nos ha parecido un juego brillante.

 

Un juego de rol basado en mazmorras en el cual tenemos que salvar al protector del país

La historia narra que tras decenios de cruenta guerra, tres criaturas aparecieron para apaciguar la situación y establecer un nuevo periodo de paz. De estas Criaturas, la esfinge Ataraxis fundó la ciudad de Nexus, protegida por su fundador y emblema de esta nueva era de prosperidad. Por desgracia, Ataraxis ha caído enfermo poniendo en peligro la estabilidad del mundo e incidentes graves se suceden. Empezaremos la partida en un viaje en un barco que es cruelmente atacado por una criatura marina colosal, naufragando algunos supervivientes (entre ellos un Príncipe) a las Tumbas de Coral, lo que se convertirá en la primera mazmorra del juego, siendo esta mazmorra una introducción muy amena. Después de apañárnoslas para conseguir un transporte marítimo, regresaremos a Nexus la ciudad del juego en la que podremos pasear libremente, pudiendo hablar con multitud de personajes que bien pueden ser mercaderes, o bien nos darán todo tipo de información sobre el mundo o misiones para completar en las mazmorras. Nuestro héroe se embarcará en la historia principal después de la hazaña de haber salvado al Príncipe, ya que gracias a ello los hombres del Rey nos pedirán que ayudemos a recuperar a la esfinge y así salvar el mundo de las ruinas.

El jugador es un héroe cuyo aspecto y clase podrá haber escogido: El Justiciero, un felino humanizado muy poderoso en el uso de la espada con buenas capacidades curativas; El Pistolero, un criminal habituado a las armas de fuego y todo tipo de explosivos que siempre busca distanciarse de los enemigos; La Alquitecta, una aprendiz de maga que usa todo tipo de hechizos para destruir, debilitar o desconcertar a sus rivales; Y El Salvaje, un terrible hombre pantera con desgarradores ataques y sobrecogedora resistencia. Sea cual sea la clase que el jugador escoja, siempre podremos personalizar algunos rasgos físicos, como puede ser el tipo de pelo, el color de la piel, el color del pelo, o el color de los detalles de las ropas del personaje, aunque a decir verdad, las posibles variaciones son pocas y seguramente muchos usuarios echarán de menos poder elegir entre más opciones de personalización.

En las mazmorras, misiones y acción a raudales

Si bien Nexus es el punto de encuentro de personajes y eventos, la acción se desarrolla en “las mazmorras”. En realidad, les llamamos mazmorras porque es un término común en este género de juegos, no obstante, son localizaciones que se suceden en ambientaciones de cualquier tipo, como puede ser en las montañas. Estas mazmorras, son una especie de laberintos a explorar en los que nos iremos encontrando con todo tipo de criaturas y tesoros, entre otros elementos como puede ser objetos importantes para la historia, algunos puzles y por supuesto, personajes a los que ayudar y criaturas a las que derrotar. Como decíamos antes, será en estas mazmorras donde tendremos que cumplir los objetivos requeridos por las misiones.

Estas misiones se pueden categorizar de principales, que son las misiones que tenemos que realizar para continuar avanzando con la historia principal, o secundarias, que son las misiones que podemos cumplir si queremos y que sirven para hacer ayudar a la gente del mundo y de paso ganar más experiencia y mejor equipamiento. Estos dos elementos son la otra clave de este subgénero de los juegos de rol de mazmorras; según vayamos superando misiones y derrotando enemigos, obtendremos experiencia. Según la cantidad de experiencia alcanzaremos un mayor nivel, que repercute en mejoras de las estadísticas de los personajes, como puede ser la fuerza, la resistencia, la capacidad de magia, y un largo etc. Además, todos las clases tienen una serie depoderes especiales que podremos ir desbloqueando a nuestro gusto (siguiendo una jerarquía de árbol), que pueden ser pasivos (poderes que afectan al personaje siempre, como por ejemplo, recuperar vida con cada golpe asestado), de ataque (se usar para atacar a los enemigos) o Extras (sirven en condiciones especiales).

Por último tenemos el inventario de objetos que podemos tener, que es realmente enorme y permite al jugador elegir entre cientos de armas, armaduras y varios tipos de complementos que variarán las estadísticas notablemente, de modo que el jugador según los objetos que consigue puede optar por unas estadísticas que vayan en consonancia con su estilo de juego preferido.

Cuatro estilos de juego, siempre tremendamente adictivos

La combinación de los elementos que hemos mencionado en el conjunto anterior convierten a Heroes of Ruin en un videojuego altamente satisfactorio de jugar, a niveles que algunos podrían tildar de ser adictivo. Y es que recorrer las mazmorras enfrentándose a multitud de enemigos y recogiendo tesoros para mejorar y cumplir con los objetivos que nos piden las misiones, se convierte en un ciclo repetitivo realmente placentero. Además, en este juego tenemos que decir que loscombates está llevaba a cabo de manera grata, ya que contamos con los ataques normales que podemos realizar con nuestra arma común, pero también los poderes especiales, que se asignan a los botones Y, X y A, lo que otorga una capa de estrategia a los combates pues según los enemigos tendremos que tratar de tener los golpes que más nos facilitarán la victoria.

La técnica en la batalla está servida por los tipos de golpes y magias: Hay golpes normales que continuados, hay golpes para romper la defensa del rival, golpes y magias para aturdir, ralentizar los movimientos del rival, envenenar, etc. todo ello para formar un sistema de combate sencillo de jugar pero muy profundo, que realmente nos hace pensar y actuar con reflejo en todo momento. Lo único negativo que podemos decir sobre el sistema de batalla, es que si el jugador es conservador y tiene un poco de cuidado, es muy difícil morir. Seguro que a más de un jugón les parecerá demasiado fácil al respecto.

Además, gracias a las cuatro clases que ofrece, podemos disfrutar la acción de maneras diferentes. Si bien nuestro favorito es el Salvaje, ya que podemos enfrentarnos a nuestros enemigos con crueldad pero también con riesgos de quedarnos sin pociones con las que curarnos, otros jugadores preferirán el Justiciero, que es menos voraz pero que posee cualidades de recuperación para mantenerse con vida fácilmente, mientras que con el pistolero, que es el personaje que menos nos ha gustado, tendremos que tratar en todo momento de medir las distancias para poder descargar mortífera artillería. La Alquitecta, nos ha parecido un personaje menos útil que el justiciero para jugar solos, pero sus magias son ideales para el modo multijugador, del que hablaremos más adelante. La única gran pega que le hemos visto en este sentido, es que el desarrollo de la historia no varía un ápice, sin importar la clase que llevamos, pues lo único que varía son algunas ilustraciones de la narrativa. Esto hubiese sido un estupendo aliciente para volver a jugarlo con diferentes clases, pero por desgracia no se ha aprovechado la oportunidad.

Modo historia cooperativo online y local, con comercio entre jugadores.

En la introducción explicábamos que Heroes of Ruin es una producción muy ambiciosa; lo es no solo por el género y por la estupenda implementación de todos los elementos que lo componen, sino también porque se puede jugar todo el juego en modo multijugador, no solo local, sino que también a través de internet. A la hora de empezar nuestra partida, podemos elegir entre jugar solo (sin que nadie pueda entrar en la partida), jugar con amigos (tus amigos pueden entrar en tu partida) o jugar con todo el mundo (cualquiera puede entrar en la partida). Hemos probado los tres modos y hemos de decir que funcionan estupendamente bien, con apenas problemas de lag (retraso) en los movimientos y las acciones de nuestros amigos, algo que favorece mucho a la hora de entender las intenciones de los otros. Y es que la comunicación en este tipo de juegos es vital, y por eso mismo, la desarrolladora ha trabajado arduamente en la implementación del chat por Voz.

Si lo tenemos activado, podremos enviar y recibir mensajes de voz instantáneamente. Si pulsamos el Botón L cuando estamos en una partida online con amigos o con todo el mundo, podemos hablar a través del micrófono incorporado en la Nintendo 3DS. Ese mensaje de voz sonará con apenas unos milisegundos de retraso en las consolas de las personas que estén jugando con nosotros, y lo cierto es que nos ha sorprendido la calidad del sonido, que permiten tener conversaciones de grupo de manera fluida. Además de compartir la experiencia de juego, con las facilidades del chat de voz, también podremos negociar con los objetos que poseemos en nuestros inventarios, de modo que pulsando un botón en pantalla podremos poner a la venta un objeto de juego, que los otros jugadores decidirán (o no) comprar al precio marcado. Es un sistema rudimentario pero efectivo.

El juego multijugador no es solo importante por el hecho de compartir la experiencia con otros, o poder negociar con ellos, sino que también influye en la estrategia de los combates. Ya que los enemigos que aparecen son más duros que jugando en solitario, tendremos que coordinar nuestros ataques o darnos soporte a la hora de curarnos etc, ya que hay poderes especiales para ello en cada clase y todas tienen algo que lo hace especial, por ejemplo, el Justiciero tiene una magia de recuperación de vida que afecta a todos los que están en un área a su alrededor.

Sin duda, la experiencia con multijugador nos ha parecido excelente, los únicos problemas que le hemos visto es que la historia avanza solo en la partida del creador, que los enemigos no nos lo ponen suficientemente difícil, y por último, que la tasa de imágenes por segundo baja mucho en momentos de conflicto, siendo algo difícil seguir lo que ocurre en la pantalla en determinados momentos muy poblados. No obstante, es muy emocionante jugar con otros en Heroes of Ruin y en Nintendo 3DS no hay experiencia igual, por lo que queda más que recomendado. Por cierto, comentar que si registráis el juego en la web de Square Enix y lo enlazáis con vuestro perfil de la web, podréis participar en una serie de misiones extras diarias y semanales, con las cuales también participamos en una clasificación global, que seguro que a más de uno le servirá para extender la vida del juego.

Un reto técnico difícil solventado con acierto

Lo único que nos queda por hablar de Heroes of Ruin es de la parte artística y técnica. Tanto la historia como el arte nos han parecido bastante genéricos, siguiendo las pautas de los clásicos del género y los mundos de fantasía. No nos encontraremos con elementos de diseño originales, pero si con un arte que está bien realizado y con muy buen gusto. Lo primero de todo, es que una buena parte de la narrativa se sucede mediante ilustraciones animadas, cuya elaboración y colorido, en conjunto con las 3D estereoscópicas y de las estupendas voces que tiene el juego, completamentedoblado al español y con una calidad que nos ha sorprendido, resultan realmente cautivadoras. Por otro lado, ya jugando, la cámara muestra una perspectiva aérea que no nos permite un campo de visión muy grande (algo que se echa de menos cuando jugamos con el Pistolero), pero que sin embargo nos permite deleitarnos con todo tipo de detalles tanto en el escenario como en los enemigos. Lo cierto es que quitando algunas texturas algo difuminadas que pintan los escenarios, podemos decir que la parte artística durante la partida resulta muy atractiva y agradable de ver.

Incluso jugando en transporte público, con reflejos y movimiento, no hemos tenido problemas para identificar los elementos del escenario, por lo que podemos decir que el equipo de producción ha realizado un estupendo trabajo. Comentar que como suele ser habitual, los videos promocionales no le hacen justicia al producto final. Tenemos que destacar también el trabajo realizado con las 3D estereoscópicas, que pese a tener bastante contraste en el juego, apenas tenemos problemas de imágenes desdobladas, y es especialmente espectacular en algunos escenarios en los que el personaje camina sobre elementos que flotan sobre el aire dejando espectaculares detalles en los fondos del escenario en lo más profundo de la pantalla. Realmente bonito de ver en completo 3D. Ni siquiera ha fallado la banda sonora, de exquisita calidad en sus instrumentos y con una composición muy agradable, que acompaña la ambientación en todo momento potenciando la tensión, la calma y el misterio en los momentos que lo necesita. Las voces, todas en correctísimo castellano, son otro de los elementos a destacar, ya que facilitan mucho la inmersión del jugador y la compresión de lo que sucede en pantalla.

Un juego de Rol único para Nintendo 3DS

Heroes of Ruin ha llegado a Nintendo 3DS en un momento en el que la consola no deja de recibir juegos de altísima calidad, ya sea mediante formato descargable o físico, y eso podría ser un gran problema de no ser porque este juego ofrece algo completamente único y diferente a lo que ofrecen los demás juegos. No es solo un RPG de mazmorras de altísima calidad y muy adictivo, es también el primer gran juego para jugar online con esta consola, donde no falta prácticamente de nada.

No es el juego perfecto, ya que hemos experimentado algunos problemas de equilibrado (momentos muy fáciles, luego momentos muy difíciles, alcanzamos el dinero máximo y el inventario máximo muy pronto, jugando en multijugador muy fácil casi siempre, cuando llegamos al nivel máximo y acabamos con todas las misiones da la sensación de que falta algo, etc) y tampoco tiene una historia que resulte realmente interesante. No obstante, la jugabilidad de los combates, los constantes premios y las mejoras de nuestro personaje, el buen gusto artístico y algunos combates realmente espectaculares hacen que no queramos para de jugar, ya sea solo o acompañados. Por lo que al final de todo nos quedamos con la impresión de que lo único que le falla al juego es su contenido en misiones y zonas para explorar se acaba, algo que curiosamente solo le pasa a aquellos títulos que realmente nos gustan.

Sinceramente, Heroes of Ruin nos ha impresionado dentro de lo habitual en la consola. Ha cumplido superado nuestras expectativas en lo relacionado a la resolución técnica y artística, y creemos que es un juego único en el catálogo que dará mucha horas de entretenimiento a los usuarios. Ojalá en el futuro decidan expandir este juego con expansiones, poder escoger niveles de dificultad, más misiones, etc. porque eso, y unos cuantos ajustes de equilibrado, es lo que le falta para convertirse en uno de los grandes.

NOTA FINAL: 8.5

Articulo tomado de http://www.vandal.net

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s