Análisis de New Little King’s Story para PSVITA

Rescata princesas, recupera tus dominios y gestiona el reino en esta versión renovada del clásico de Wii.

El catálogo de Wii, como el de cualquier otra plataforma, esconde muchas joyas ocultas que en ocasiones no reciben la atención necesaria entre el gran público. Detrás de los juegos de Mario, Smash Bros. y juegos de rol como Xenoblade podríamos citar títulos como Zack & Wiki o Little King’s Story. En este último caso, el juego de Cing cosechó excelentes críticas –alcanzó un sobresaliente en su análisis en Vandal Online- que sin embargo no evitaron la bancarrota del estudio en 2010 y con ello se disiparon las posibilidades de ver una apetecible secuela. Para sorpresa de muchos, Marvelous Entertainment decidió apostar una vez más por el juego anunciando en 2011 una adaptación a PS Vita. Unos pequeños cambios aquí y allá, pero en esencia New Little King’s Story es el mismo juego que disfrutamos en Wii y que nos encantó, aquel del cual aseguramos que era uno de los mejores juegos de estrategia en tiempo real para consola, ahora en versión portátil.

La historia comienza con un devastador ataque al reino Alpoko, regentado por un joven príncipe de nombre Kolobo –aunque esto puede ser cambiado a nuestro gusto-. El asalto termina con el castillo devastado y controlado por una serie de demonios que exilian al joven Rey y sus ayudantes lamiéndose las heridas mientras se preparan para recuperar sus dominios y salvar a nuestras queridas princesas, ahora atrapadas en unos misteriosos haces de luz. Nuestros fieles compañeros nos explicarán la situación y animarán a empezar de nuevo construyendo un reino desde sus cimientos, siempre con la ayuda desinteresada de los súbditos que vamos reclutando y adiestrando en diferentes tareas. El juego está traducido al castellano y cuenta con voces en inglés, aunque sean escasas y en la mayoría de las ocasiones se limiten a murmurar.

New Little King’s Story tiene aspectos que sonarán a los seguidores de Pikmin o, por citar otro título de PS Vita, Army Corps of Hell. A diferencia del rockero juego de Square Enix, que estaba centrado exclusivamente en los combates, el título de Marvelous y Konami tiene un sentido de la aventura y el rol que lo hace más redondo y mucho menos repetitivo. Nuestras primeras misiones en la improvisada base de Kolobo, situada en una pequeña aldea de “ni-nis” será la de conseguir dinero buscando tesoros en los alrededores, excavando o derrotando monstruos. El joven Rey cuenta con una espada pero no será él quien se ensucie las manos la mayoría de las veces, en su lugar delega el trabajo duro a su séquito, compuesto por los personajes que vamos eligiendo de la aldea.

Cuando nuestra economía nos lo permita, construiremos talleres para asignar diferentes roles a cada unidad, tales como soldados de a pie, campesinos, carpinteros, leñadores o cazadores, entre otros. Es importante diferenciar estas profesiones pues cada una está orientada a un propósito bien definido, y necesitaremos de todos ellos para expandir el nuevo reino. Los soldados son los mejor preparados para enfrentarse a enemigos, los campesinos cavan donde otros no pueden y además recogen frutos de las cosechas –que luego canjeamos por dinero-, mientras que los carpinteros construyen escaleras, puentes y similares que nos darán acceso a otras zonas del mapeado. Si no estás familiarizado con el género, te será sencillo hacerte con la mecánica gracias a todas las explicaciones y la cómoda forma de introducirlos poco a poco según las necesidades: cuando ya sabes luchar y conseguir recursos, te surgirá la necesidad de tener leñadores que talen los troncos que obstaculizan el camino. El control es también fácil: un botón para lanzar nuestras unidades en línea recta –según su tarea, a luchar, cavar, etc.-, otro para reunir al grupo, nuestros ataques personales y la ordenación de la formación.

El rango de acciones se irá ampliando a medida que avanzamos con la creación de nuevas instalaciones, entre las que destaca un buzón de sugerencias con el que encontraremos más misiones y la necesidad de ir más y más lejos de nuestra base en busca de más dinero para expandir el reino conquistando otros, lo que nos enfrentará a criaturas aún más complicadas y los jefes. El límite de súbditos también se amplía según evolucionamos, y con ello las posibilidades de explorar, pues como hemos dicho, ir con un ejército compuesto únicamente de soldados te impedirá superar obstáculos que otras unidades sí son capaces de sortear. En New Little King’s Story también podremos casar a la población a partir de la creación de una iglesia y con ello ir ampliando la población. En definitiva, un toque de gestión de ciudad simple pero lo suficientemente interesante como para dar un sentido de aventura muy satisfactorio. Os recomendamos la lectura del análisis de la versión original para profundizar en los aspectos jugables.}


New Little King’s Story incorpora unas cuantas novedades, quizás no tantas como para ser totalmente “New”. Parece que es una tendencia actual añadir esta calificación a juegos que no llegan a ser una completa secuela, sólo una ligera revisión. En el caso que nos ocupa, la primera diferencia la encontramos en los gráficos, que se benefician de una mayor definición que en Wii; si, la pantalla es más pequeña que tus televisores, pero las líneas son más numerosas, desaparecen los dientes de sierra y es más nítido. Es una buena noticia pues la cámara se sitúa lejos de la acción y el escenario está repleto de detalles en las texturas, es importante distinguir con precisión enemigos, decorados y tus unidades en mitad de una gran batalla. A cambio el motor tiende a resentirse cuando llevamos a un gran equipo, pequeños tirones que sin afectar demasiado a la jugabilidad –es un juego de estrategia más que de reflejos y precisión- empañan un poco el buen resultado general. Se mantiene algo de niebla y hay aparición súbita de objetos en el horizonte. Sabemos –y lo ha demostrado- que PS Vita puede dar más de sí, pero el resultado tampoco es malo, y el apartado artístico es genial.


Marvelous ha realizado algunos cambios estéticos que a pesar de ser polémicos en su anuncio, realmente no son drásticos. El Rey ya no es de apariencia tan joven, y si en Wii tenía aspecto de niño, en PS Vita ya parece estar cerca de la mayoría de edad. Esto al menos en cuanto a las ilustraciones que aparecen en los diálogos con personajes, ya que durante la partida el cambio no es visible y su diseño se mantiene como “deformed” –cabezón-, el escenario es colorido y no ha perdido nada de la alegría que desprendía en todo momento. Se podría decir que el cambio apenas afecta a la carátula del juego y los retratos de las conversaciones.

Respecto al original, hay nuevos territorios que conquistar, nuevos edificios, se aumenta el número de clases, las unidades disponibles –y con más personalización-, y las princesas ahora pueden ayudar de formas diversas en combate. El hospital –que crearemos a partir de cierto punto temprano de la historia- servirá para recuperar a los heridos y no sólo a los derrotados en combate, y hay nuevas revisiones de temas conocidos de música clásica para la banda sonora. Nada que podamos definir como revolucionario pero se agradece que no sea una conversión directa a portátil –lo cual, tampoco nos parecería mal de por sí-. En cuanto a la jugabilidad, se han hecho mejoras de control gracias a las funciones táctiles para navegar por menús, reclutar tropas o señalar enemigos que ahorran un tiempo precioso. Si lo prefieres, puedes utilizar la forma clásica dirigiendo las unidades en línea recta –una línea imaginaria nos ayuda a apuntar- y el botón de ataque. Más jugosa es la inclusión de algunas características online, aunque ninguna de ellas sea un modo cooperativo multijugador. Una son los tablones de puntuación, que servirán para añadir rejugabilidad a los desafíos. La otra opción es sintetizar nuevos objetos mediante la alquimia de una manera más rápida con la ayuda de otros usuarios.

New Little King’s Story es un título sólido que detrás de esa apariencia simple y humorística –aunque las bromas se hayan reducido un poco en esta versión- esconde una jugabilidad muy bien equilibrada. Los combates son divertidos y variados, no tan complejos como los de Army Corps of Hell –que a fin de cuentas, sólo se centraba en la lucha- pero con una exploración y libertad que te mantiene el interés por investigar nuevas zonas y adentrarse en los laberínticos bosques. Es un adictivo ciclo de evolución de nuestros dominios: cuanto más arriesgas más recursos obtienes para añadir casas, aumentar la población, subir el límite de tu séquito y mejorar sus habilidades con la experiencia u otros objetos para nuevamente extender las fronteras o resolver las misiones opcionales que nos pide la población. Encontramos unos cuantos flecos que no han sido pulidos como el citado rendimiento del motor en los momentos de más estrés y otros que arrastra del original, como la tarea de reclutar a nuestro batallón tras cada festival –buscándolos por el área-; nada de esto te hará que dejes de disfrutar de un juego único y muy fresco en el panorama de los lanzamientos actuales. El contenido descargable previsto con nuevos ítems y misiones alargará la ya por sí amplia vida del juego.

Conclusiones

Si te encantó Little King’s Story deberías probar esta revisión, reinvención, adaptación con novedades o como quieras llamarlo. Las diferencias no son enormes pero son más que suficientes como para que desees revivir la historia conocida y los nuevos acontecimientos. Y si no lo habías jugado, ¿a qué esperas? No somos muy amigos de destinar PS Vita a las adaptaciones de juegos conocidos, pero en casos de joyas como puedan ser los Metal Gear, Zone of the Enders o este caso, Little King’s Story, es difícil rechazarlos. Tanto si eres aficionado al género como si no tienes experiencia, New Little King’s Story es un juego accesible para todo tipo de usuarios del que te costará despegarte. Todo sea por salvar a las princesas.

Nota final: 9.31

ya disponible en la psn

Articulo tomado de http://www.vandal.net/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s