Wii U: los veredictos

ESTO OPINAMOS DE LA NUEVA MÁQUINA DE NINTENDO

opinion_wiiu_1

Pep Sànchez: nos estamos haciendo mayores

Desde hace unos días escribo menos de lo normal, no sé si os habéis fijado. Estoy de mudanza y me tienen todo el día de aquí para allá, que si la expedición a Ikea, que si el colchón mejor en otro sitio, que si nos traen la lavadora… Os lo cuento porque tengo ya más o menos montado mi pequeño refugio, el clásico mitad estudio, mitad zona de juegos, y porque sé que ahí no va a entrar la Wii U. Si la nueva consola de Nintendo —la blanca, no me jodáis— acaba teniendo un hueco en mi piso, será sin duda en el salón.

Mientras monto muebles y desempaqueto de todo, las palabras de Miyamoto tienen más sentido.

Wii U es un paso más, uno lógico, en una dirección que en principio no apunta hacia muchos de nosotros. Pero con el tiempo aparecen momentos y se crean situaciones donde su filosofía encaja perfectamente. Te das cuenta de que no tiene sentido seguir hablando de lo casual, de que la palabra clave es social y de que, joder, a todos nos gusta eso. Con el Gamepad, esto se parece más que nunca a un equivalente contemporáneo de los juegos de mesa. ¿Y qué?

opinion_wiiu_4

Los multiplataforma no pintan nada; están ahí por obligación, para disimular, porque tocaba responder de algún modo a las críticas sobre el catálogo de Wii. Es una cuestión de imagen, una apuesta con fecha de caducidad demasiado próxima. Parecerse a los demás es lo de menos en una consola que se presenta como alternativa, como algo necesariamente distinto: quien quiera unirse a la fiesta, tendrá que hacerlo con exclusivas. Pero el protagonismo seguirá siendo para Nintendo, evidentemente. Para las dos Nintys: la que crea experiencias familiares y la que sigue desarrollando videojuegos magistrales con Mario, Link y compañía.

Hace falta más tiempo, para sorpresa de nadie. Los primeros lanzamientos demuestran poco. Por eso y por su patosa entrada a la era de Internet, Wii U no me ha sorprendido ni convencido. Y sin embargo, su propuesta me parece más interesante con cada giro de la llave Allen. Tal vez solo necesitaba irme a vivir con la novia. Puede parecer para niños, pero en realidad nos advierte de lo contrario: nos estamos haciendo mayores.

pinjed: el del 75%

No me gusta ser el aguafiestas, prefiero ser el que llega tarde y se encuentra a la chica más guapa llorando en el lavabo, desconsolada y vulnerable. Pero tengo que decir que no y mil veces no a Wii U. Podría perder los pocos años de vida que me quedan enumerando las razones, pero voy a sintetizar en la medida de lo posible para que no se me acuse de nada que no merezca.

Wii U comparte exactamente un 75% del nombre con su antecesora más inmediata. No es solamente una cuestión lingüística o comercial: esa coincidencia es también en el concepto. Se nos está vendiendo esta plataforma como un salto generacional, o para los más prudentes un paso intermedio antes de que Sony, Microsoft y quien se apunte a la fiesta inicien una nueva batalla del hardware, pero ni siquiera es eso. Wii U es la evolución directa de una idea equivocada. Con sus inadmisibles capacidades gráficas y su GamePad Nintendo ha demostrado que, no solamente ni se plantea rectificar un rumbo que ya no parece tan provechoso (o ya no imprime dinero, como diría La Internet), sino que está dispuesta a seguir golpeándose la cabeza contra la misma pared.

opinion_wiiu_3

Los datos son inapelables: una tecnología desfasada con un gimmick de cuestionable talante innovador. Algo así como ponerle pajarita a un mono: tiene su gracia al principio pero no pretendamos esperar nada serio. Irónicamente, junto a esta apuesta casi idéntica a la que tan bien les salió hace seis años, sí que parecen haber aprendido una lección: los juegos importan. De ahí que haya empezado con un once inicial de lanzamiento bastante diverso y con sorpresas agradables como ZombiU o reediciones de títulos eminentemente hardcore. Nintendo quiere volver a los brazos del jugador tradicional al que dio la espalda, pero dar lo mismo que las demás unos meses después no parece un gran aliciente. Ya tiene exclusivas dolorosísimas para la competencia como Bayonetta 2, pero ninguna third party rendirá pleitesía a una sola plataforma con los tiempos que corren y plena explosión multiplataforma.

Luego está el asunto de lo social, de lo que ya hablé largo y tendido en su día, y que aunque responde a criterios mucho más personales (que te guste más o menos la gente, en esencia; y a mí me gusta muy poco) también da la sensación de que la gran N va dando palos de ciego. Quiere coger “cosas que molan”, como Twitter, que mola, e integrarlo en su sistema sin saber muy bien cómo. El resultado es zafio, antipático, anodino y además tiene pinta de ser bastante molesto.

En los meses venideros se verá si me equivocaba y debí comprar una Wii U en lugar de dejarme llevar por los prejuicios aquí expuestos. Seré el primero en admitirlo, sacar la tarjeta de crédito y besar los pies de Iwata. Al fin y al cabo si no le gustan mis principios, que diría Groucho, tengo otros.

chiconuclear: Wii U como medio

Me resulta imposible no asociar una nueva consola de Nintendo con los regalos de navidad. Unas navidades me regalaron mis padres la Super Nintendo, otras la Nintendo 64, otras la GameCube. Nintendo DS la compré casi con mi primer sueldo; Xbox 360 con algo que ahorré durante la universidad; PlayStation 3 cuando ya estaba metido hasta las rodillas en la vida adulta. Dependí de la Wii de mi hermana hasta que pude conseguirme, ya con el catálogo acumulado a la fuerza año tras año, una para mí. Cada consola de sobremesa nueva de Nintendo me recuerda a reuniones familiares, cenas de fiesta y paquetes envueltos en papel de regalo: tienen ese algo que las otras consolas no tienen, para bien o para mal. Llegar a casa con una caja en la que había una Wii U con Nintendo Land como volver a casa por navidad; tenía, en cualquier caso, la cicatriz de Wii: una hecha a golpe de catálogo pobre, exclusivas demasiado distanciadas y una idea, la del control gestual, que sólo sirvió para desgraciar a la competencia, tanto en cifras (las ventas de Wii son un dato terriblemente importante) como creativamente, con un Move desesperado y un Kinect que no termina de arrancar.

Las sensaciones que me ha dejado Wii U son positivas en su gran mayoría. Al contrario que Pep, que quiere contar con ella como consola de salón, y que pinjed, que prefiere no tenerla dentro de su jurisdicción, yo me la estoy tomando como una consola de dormitorio. Mi entorno es esencialmente hardcore, aunque sea en filosofía: puede que no todas las personas de mi círculo de amistades jueguen tanto como yo, pero a todos nos gustan cierto tipo de juegos que están muy lejos de Wii Sports y los juegos sociales, y por tanto también de experiencias como la que ofrece Nintendo Land. Mi forma de poner a prueba a Wii U está siendo darle peso a la experiencia individual, forzar lo hardcore, intentar ponerla en la misma posición que Xbox 360 y PlayStation 3.

No creo que vaya demasiado desencaminado intentando esto: New Super Mario Bros. U me parece el mejor plataformas del año y Nintendo Land es mucho más consistente que Wii Sports como juego más allá del simple demostrar lo que se puede hacer con el mando nuevo, pero el pastel tiene más porciones de third parties que de juegos de Nintendo. Que Wii vivió en otro planeta mientras Xbox 360 y PlayStation 3 se llevaban lo mejor es algo que no creo que haga falta discutir; con Wii U, Nintendo quiere lanzar el mensaje de que ahora los juegos de las otras también pueden estar en su consola. El catálogo de inicio es más resultón que bueno, en el fondo (ZombiU es una opción muy buena para los que no quieran un New Super Mario Bros., y hay juegos que ya habíamos visto en otras consolas pero que mantienen el tipo sin problemas, como Sonic & All-Stars Racing Transformed, totalmente genial, o Batman Arkham City y Darksiders II), pero lo mejor tiene que estar por llegar: le esperan unos meses bastante buenos a la consola de Nintendo, ahora que ya es cuestión de semanas que alcance al pelotón y ya no se pueda decir lo de «son los juegos que ya conocíamos pero con cuatro cosillas en el GamePad».
Me gusta Wii U. Me gusta porque ahora ya es tan fácil hacer la broma de tenerla pillando polvo en el trastero: no es descabellado que conviva con las otras, o con un PC, para aprovechar los juegos de Nintendo, que siguen siendo únicos y, probado está, imposibles de replicar por mucho que lo intenten; no es descabellado pensar que puede aguantar muy bien el tipo a pesar de que las siguientes de Sony y Microsoft estén, seguro, muy por delante en lo técnico; no es descabellado esperar que los desarrolladores, los que sean (los beneficios de cara a los independientes en la eShop pueden ser cruciales), encuentren la forma de aprovechar la segunda pantalla del GamePad y las muchas posibilidades de control de una forma que haga que Wii U sea una consola con capacidades únicas para albergar juegos únicos: cualquier otra consola puede ser replicada en un PC, pero quizá, y sólo quizá, Wii U pueda encontrar ahí un espacio propio en el que hacerse fuerte.

Me gusta Wii U, digo, pero quiero mantenerme escéptico. Creo que Nintendo, como creadores de juegos, está en cierta división en la que sólo pueden entrar desarrolladoras japonesas y que tienen una idea de qué y cómo tienen que ser los videojuegos que en Occidente no terminamos de entender, y que a menudo arruinamos. Quiero mantenerme escéptico porque, como cuando me enteré que eran mis padres los que preparaban esos paquetes envueltos en papel de regalo que traían dentro las consolas que ponían a Mario a dar saltos en la tele, he aprendido a ser cauteloso. También he aprendido a no ser rencoroso, ni inflexible: si Wii U sale bien, disfrutaré sin miedo de todo lo que pueda ofrecernos. Nintendo tiene una filosofía muy peculiar y una forma de hacer las cosas muy concreta, pero algo que me quedó claro en la mesa redonda con Miyamoto (además de que quieren vender muchas consolas) es que Wii U no es un fin, sino un medio.

Ah, bueno: y Bayonetta 2.

opinion_wiiu_5

 

Articulo tomado de http://www.anaitgames.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s