Saints Row IV-Review

Sumérgete en un mundo lleno de violencia, irreverencia y diversión

Si has seguido la franquicia de Saints Row desde sus inicios, conoces la manera en que ha evolucionado y sabes que fanáticos de nuestro pasatiempo favorito lo consideran un gran título. Después de la entrega anterior, las cosas parecían haber alcanzado el límite de locura y extravagancia de un juego de mundo abierto… estábamos muy equivocados. Con Saints Row IV cruzarás la línea de la exageración, la ridiculez y sobre todo, la diversión.

Después de escalar grandes peldaños, los Saints ahora son la organización más grande que existe sobre la Tierra. Tú, como su líder, te has convertido en presidente de Estados Unidos, y con tanta fama y atención, era obvio que llegaría una civilización extraterrestre a visitar nuestro planeta con fines de dominio. Así que en la cima de tu carrera como gobernante, el emperador Zinyak rapta a todos tus amigos, quienes son parte de tu gabinete, y tu obligación es salvar el día. Lamentablemente, ser presidente no te hace invencible y fácilmente eres derrotado, atrapado y encarcelado en una realidad virtual.

Probablemente la historia te resulte absurda y poco original, pero es justamente lo que buscaban los desarrolladores. Saints Row IV no se aleja del molde y una vez más recurre a incontables parodias; piensa en él como un gran homenaje de los creadores a películas y juegos de culto, aderezado con gran cantidad de humor, y hay que decir que lo ridículo de la trama no impide notar una importante mejoría en la forma en que se desarrolla. Desde el inicio tendrás bien planteados los objetivos: rescatar a tus amigos, escapar de la realidad virtual y eliminar la amenaza extraterrestre; cada vez que completes una misión sentirás que avanzas a la meta.

La preocupación más grande de los fanáticos de la serie era la adición de superpoderes. ¿Cómo ofrecer reto, si es posible correr con súper velocidad, congelar enemigos o planear a grandes velocidades sin necesidad de usar vehículos? La respuesta fue difícil, pero el equilibrio es perfecto. La historia se desarrolla en 2 mundos: la ciudad virtual de Steelport, donde todo se vale y usas tus poderes, y el mundo real, donde eres un simple humano.

La realidad virtual es donde pasarás casi todo el tiempo, pues ahí encuentras misiones secundarias, tiendas, coleccionables y actividades, todo recreado en la ciudad de Steelport, donde usarás tus habilidades súper humanas; al completar misiones, subirás de nivel, mejorarás tus poderes o desbloquearás nuevas habilidades, muy similar a la entrega anterior. Si eres fan de los sandbox, tal vez reconozcas algunas características de gameplay, como recolectar orbes esparcidos por la ciudad, súper velocidad y súper saltos y poderes con elementos. Más que un robo o poca originalidad, esto es un homenaje de los desarrolladores a otros títulos.

La historia del mundo real se desarrolla al interior de una nave, donde tú y tus amigos se refugian mientras consiguen liberar al resto de los Saints. Tendrás oportunidad de interactuar con todos los tripulantes de la nave, quienes te otorgarán misiones; al completarlas te otorgarán beneficios como mejoras o nuevos elementos para tus poderes. Durante tu estancia en la nave, tendrás la opción de Romance con cada uno de tus acompañantes, una parodia a lo visto en Mass Effect, pero con el toque irreverente de Saints Row.

En el mundo real no será posible usar tus poderes porque pues… no los tienes; no existen porque es el mundo real. Sin embargo, tendrás acceso a un robot gigante que usarás para aplastar a tus oponentes; lamentablemente, sólo estará la opción de emplearlo en las misiones o cuando termines la historia del juego. Cada momento que pases en la nave servirá como descanso a la acción frenética, revisar tus estadísticas o simplemente, como transición.

Como mencionamos, la ciudad virtual será el centro de la experiencia. Regresaron actividades como causar destrucción en un tiempo determinado o dañarte para engañar al seguro; los nuevos poderes también implican la presencia de nuevas acciones, como competir en una carrera contra el tiempo usando súper velocidad o una versión de las competencias del Dr. Genki, donde tendrás que usar la telequinesia. Las actividades son una de las mejores características de Saints Row, y en esta ocasión aunque muchas son similares, cada una tiene un toque distinto, por lo que pasarás horas y horas completándolas.

En la ciudad te toparás con la policía, que estará atenta al daño que causes o a tus ataques a los puntos de reunión de los Zin. Conforme elevas tu rango de persecución, la cantidad de enemigos y tanques se incrementa; en cierto punto los policías se convierten en extraterrestres e incluso habrá una bola que sirve como portal para transportar más y más adversarios de manera casi instantánea, así que tendrás que pensarlo 2 veces antes de intentar hackear una tienda. Si tu rango es muy alto, puedes liberarte persiguiendo un androide de luz dorada que te vigila; al atraparlo y destruirlo, instantáneamente perderás a quienes te estén siguiendo.

Uno de tus objetivos principales es escapar del mundo virtual y para eso necesitas corromperlo. Habrá torres para escalar usando tus poderes y así controlarlas y también zonas donde habrá que destruir transformadores y derribar escudos para acceder a puntos de control. Notarás la transformación que produces en el mundo cuando todo pase de un color naranja y oscuro a un tono azul brillante. Mientras más zonas liberes, será más evidente el cambio en la ciudad; esto es estrictamente estético, ya que por más experiencia y dinero que recibas, el gameplay seguirá igual.

Si bien Saints Row IV es un claro tributo a varios estilos de juego, la serie se hizo famosa por méritos propios. Los fans de la saga reconocerán de inmediato easter eggs de la franquicia, así como el regreso de personajes que no veíamos desde la primera entrega. Visitar lugares conocidos es un gran recuerdo para aquellos que los jugamos desde el inicio, así que si eres un nostálgico, prepárate para sacar unas cuantas lágrimas. Desde que se anunció su desarrollo se habló de que sólo era DLC disfrazado y una forma de sacarnos dinero. Y aunque la ciudad es el modelo que vimos en Saints Row: The Third, hay nuevas actividades y ropa y la historia está bien narrada, lo que se nota en los detalles. Mi sección favorita es donde te transportas a un nivel tipo beat’em up side scrolling; no revelaré detalles, pero tu personaje se muestra con la misma ropa y características con las que lo creaste en la versión de 8 bits, lo que habla de la dedicación del estudio.

Es difícil que un título con este nivel de extravagancia sobresalga en todos los aspectos: la historia, el gameplay, la música, todo va acorde con el objetivo del juego: entregar una dosis de diversión fuera de este mundo. Volition dijo que este será el último Saints Row, así que no sabemos qué seguirá para la serie; sólo resta subir el volumen, preparar el control y disfrutar la locura de Saints Row IV. ¡Que viva el imperio Saint!

LO BUENO:

Los superpoderes son un excelente agregado. La historia está mejor desarrollada. Hay un buen incremento de dificultad. Muchas opciones de personalización. Mayor variedad de armas. Misiones secundarias divertidas. Vehículos con un gran potencial destructivo. Retoman situaciones y personajes de entregas pasadas.

LO MALO:

Evidentes problemas de frame rate. El motor gráfico luce un poco viejo. En ocasiones el sonido se desfasa.

NOTA FINAL: 9

Articulo tomado de http://www.levelup.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s