Diablo III-Review

El infierno llega a las consolas

El 15 de mayo de 2012 Diablo III llegó a la PC y a Mac. Ahora, casi año y medio después, hace su aparición en consolas. Al principio, únicamente fue anunciado para PlayStation 3 y PlayStation 4, pero meses después dijeron que también estaría disponible para Xbox 360. Hoy, tendremos que derrotar a Diablo, el Señor del Terror de una vez por todas, pero dudamos que la versión de consola esté a la altura de la de PC. ¿Podremos vivir el infierno en la comodidad de nuestra sala?

No arruinaré la experiencia del juego para aquellos que piensan comprar el juego y quieren combatir las hordas infernales, así que seré muy breve. Te encuentras de regreso en Santuario, el mundo donde se desarrolla la historia de Diablo y para ser más precisos, tu aventura comienza en Nueva Tristram, un pueblo que sirve como punto de descanso para los aventureros. La catedral del lugar sufrió un accidente a causa de un objeto que cayó del cielo y tu misión es investigarlo. Tu aventura consistirá en luchar contra un ejército infernal y acabar de una vez por todas con Diablo.

Diablo III cuenta con 5 clases diferentes. El Bárbaro, un guerrero que utiliza armas a 2 manos para causar grandes cantidades de daño o un arma y un escudo para mitigar el daño recibido. La Arcanista, un usuario de magia arcana, fuego y hielo que emplea sus poderes para eliminar enemigos a distancia. El Cazador de Demonios es otro héroe que usa su arsenal de armas y trampas para eliminar demonios de lejos. El Monje es un guerrero sagrado con poder divino para derrotar enemigos. Puede sanar, utilizar mantras para mejorar sus habilidades y todos sus ataques están cargados de energía sagrada. Por último, el Santero, emplea su poder para invocar almas de muertos y criaturas para que hagan su voluntad. La forma de juego de cada clase es única y estoy seguro de que por lo menos una se adaptará a tu estilo, aunque si te gustan los casters, te recomiendo el Arcanista o el Santero; y si eres más de contacto cuerpo a cuerpo, utiliza al Bárbaro o al Monje.

Una de las características sobre las que dudaba es el gameplay; me preguntaba cómo sería, cómo se sentiría jugar algo que desde un principio se pensó para usar mouse y teclado, pero una vez que tomé el control fue muy natural vivir la experiencia de Diablo III en la comodidad de mi televisor. Los controles son sencillos: los 4 frontales sirven para 4 habilidades diferentes; el bumper izquierdo es para tomar una poción, el trigger izquierdo es para enfocarte en un enemigo (muy útil cuando hay múltiples adversarios), tanto el bumper derecho como el trigger derecho son para usar las últimas 2 habilidades de tu héroe. Con el stick izquierdo mueves a tu personaje y con el stick derecho usas una nueva habilidad implementada para la versión de consola: evadir ataques. Al mover el stick, tu personaje rodará a la dirección deseada, lo te ayudará a evadir proyectiles, golpes o incluso pozos de lava o trampas ocasionales en el suelo.

news_photo_32782_1378226738

 

El Cazador de Demonios es letal a larga distancia

Otra duda que tenía con respecto al control era cómo colocarían las opciones de inventario y habilidades del personaje. En PC es muy sencillo, ordenas el gigantesco inventario a tu gusto, y para consola Blizzard implementó un menú radial tanto para el inventario como para las habilidades. Todo está categorizado y equipar y desequipar items nunca había sido tan fácil. Por otro lado, cada vez que recoges un ítem del suelo, aparece en tu pantalla un pequeño menú que puedes navegar con el D-Pad lo que te da acceso rápido y fácil a todos los objetos nuevos y te permite identificar si alguno mejora otro ya equipado. De esta forma nunca dejas la acción, pues no hay necesidad de abrir el menú, ver el ítem y decidir si quieres equiparlo. Sólo debes mover el D-Pad hacia arriba, ver rápidamente si te conviene el ítem o no y equiparlo, guardarlo para venderlo después o tirarlo al suelo. En resumen, permaneces en la acción y siempre mejorarás tu equipo.

Los que jugamos Diablo III en PC sabemos lo frustrante que es estar horas matando enemigos sin obtener por lo menos un ítem útil. En la versión para consolas todo el loot está mejorado para que cambies items a buen ritmo; los que creas con el herrero sirven y muchas veces serán muy buena actualización a una pieza que estés usando. Esto te permite avanzar en las diferentes dificultades más fácilmente.

Diablo III está dividido en 4 dificultades: Normal, Pesadilla, Infierno y Averno. Cada una agrega vida a los enemigos, causan mayor daño y sus oleadas son cada vez más numerosas. Es importante mencionar que para jugar en cada dificultad deberás desbloquearla al terminar el juego; en un principio estarás en Normal, al terminar el juego podrás jugar en Pesadilla y así subsecuentemente. Para aquellos que buscan un verdadero reto, además de estos niveles el juego cuenta con otro ajuste de dificultad: Fácil, Medio, Difícil y Nivel Maestro del I al V. Cada uno de estos niveles aumenta el daño y la vida de los enemigos, así que si desde un principio buscas reto, no dudes en probar estos niveles extra, pero te lo advierto: se vuelve muy difícil, incluso frustrante en ocasiones, porque no tienes el equipo necesario para vencer. Estas dificultades están pensadas para cuando alcanzas el nivel máximo del juego y estás muy bien equipado.

news_photo_32782_1378226831

 

El multijugador local puede ser hasta de 4 jugadores

Lo único con lo que realmente podría tener problema es con los gráficos. En verdad son de baja calidad sin importar el tipo de televisor. El resultado es el mismo en uno de 32” que en uno de 42” y en uno de 55”. Tu personaje se ve mal, de baja calidad, aunque los escenarios no están tan mal hechos ni tampoco los enemigos; todo, desde la pantalla de selección de héroe hasta lo más intenso de la acción se nota lo mal logrado. Otro pequeño defecto son los momentos cuando se actualiza la misión, al aparecer logros o cosas por el estilo o cuando se presenta una situación que involucre algún efecto gráfico, pues en ocasiones bajan los cuadros por segundo o incluso lo detiene por una fracción de segundo. Estoy seguro de que Blizzard lo corregirá en una actualización, pero por ahora fue un poco decepcionante.

El multijugador puede vivirse de 2 maneras. La primera, es jugando a través de Internet con tus amigos o con completos desconocidos; desde mi punto de vista, esta es la mejor forma de vivir la experiencia de Diablo III. El máximo número de jugadores en una partida es 4 y la cantidad de enemigos y calidad de los ítems dependerá de jugadores. La segunda opción multijugador es de manera local, donde cada amigo toma un control y así derrotan a los ejércitos del infierno. Aquí mi queja es más fuerte. El modo local debería ser casual y Arcade para que sólo tomes el control, entres en la partida con un personaje aleatorio del mismo nivel que tu amigo, sin embargo, lo que ocurre es que si entras en la partida de alguien nivel 30, por ejemplo, y no tienes un personaje de nivel similar salvado en esa misma consola, entrarás con uno nivel 1, lo que deja como un completo inútil en la partida que sólo alienta a su amigo. La recomendación es que lo pienses 2 veces antes de jugar en casa de tu amigo; es mejor que comiencen y progresen juntos para evitar que la diferencia de niveles sea brutal y nada divertida.

Para concluir, quiero comentar que mi cuenta de Diablo III en PC tiene cerca de 400 horas de juego, tal vez no es mucho en comparación con personas que han farmeado el juego hasta el final, pero tengo una idea de cómo debe ser el juego en consola. Mi experiencia con Diablo III en esta última versión fue extremadamente satisfactoria, a pesar de que conozco la historia como la palma de mi mano, la ubicación de muchas cosas o el lugar hacia donde tengo que dirigirme. La manera en la que están acomodadas las habilidades en el control es muy buena, los menús son fáciles de navegar y de entender, y aunque es probable que los primeros minutos sean un poco confusos, después de unos botonazos te sentirás como pez en el agua con la interfaz y con el juego. Jamás imaginé que la experiencia de Diablo III quedara tan bien en una consola y se la recomiendo a todo aquel que quiera vivir la experiencia, no se arrepentirán.

Diablo III ya se encuentra disponible en PlayStation 3 y Xbox 360 y próximamente, en PlayStation 4.

LO BUENO:

Muy buena historia. Buena rejugabilidad. Excelente adaptación del control. El multijugador mantiene la sensación de Diablo III en PC. Una buena experiencia para los veteranos de Diablo III en PC.

LO MALO:

Gráficamente, el personaje luce muy mal. En ocasiones, se traba fragmentos de segundo. El multijugador local debería ser más arcade, ya que forza a los jugadores a empezar en nivel 1.

NOTA FINAL: 8.5

Articulo tomado de http://www.levelup.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s